Recetas

Chia pudding

¿Sentiste hablar de las semillas de chía?

Seguro que si. Muchos restaurantes las incluyen ahora en sus platos saludables mas top. Capaz hasta las compraste pero no sabes como usarlas y quedaron ahí, olvidadas en la alacena.

Este alimento, bien llamado “súper food” o «super alimento» tiene un montón de beneficios para la salud. Te cuento algunos:

  • Es rico en antioxidantes (flavonoides) que ayudan a prevenir el cáncer.
  • Gran aporte de grasas saludables (omega 3 y 6); su por lo tanto ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. También ayudan al desarrollo y mantenimiento de nuestro sistema nervioso central.
  • Mejoran la función de las glándulas de la tiroides y glándula adrenal.
  • Poseen gran cantidad de fibra soluble (mucílagos) que ayuda a reducir el colesterol malo, da saciedad, mejora el tránsito intestinal, controla los niveles de azúcar en sangre; por lo tanto ayuda a perder peso y controlar la diabetes.
  • Aportan también una buena cantidad de proteínas de origen vegetal de excelente calidad (contiene todos los aminoácidos esenciales), por lo que se recomienda su consumo en una dieta vegana o vegetariana.
  • Fuente de vitaminas del grupo B, hierro y calcio (posee de 6 a 10 veces más calcio que la leche de vaca)
  • No posee gluten, por lo que es apta para celíacos.

Ya te dí más de varios buenos motivos para incluirla en tu alimentación.

Si no sabés como consumirla, la podés incluir en licuados o smoothies, añadirla a tu yogurt o sopas, incluirla en recetas de tortas, budines y muffins y hasta usarlo como reemplazo del huevo en recetas veganas.

¡No te olvides de «activarlas» por al menos 20 minutos! Esto significa ponerlas en contacto con algún líquido (agua, leche, yogurt). Las semillas se van a «hinchar» y no sólo se van a potenciar todos sus efectos benéficos, sino que además adquieren la consistencia ideal para preparar mousses, postres, aderezos, sopas, etcétera

Hoy te quiero compartir una de mis recetas preferidas para el desayuno: PUDDING CHIA

Te comparto la receta base. Luego vos podés «tunearla» y agregar el sabor y las frutas frescas que prefieras

Ingredientes

  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • 1 taza de 200 ml. de leche vegetal que prefieras (almendras, coco, avena, soja, arroz..etc)
  • Para endulzar: unas gotitas de stevia, una cucharada de miel pura de abejas o de azúcar mascaboenar 1/3 de un frasco con leche vegetal (almendras, coco, arroz o la que tengas).

Procedimiento

  1. La noche anterior mezclar en un frasco con tapa o bowl, la leche vegetal, las semillas de chía, el coco rallado y el endulzante que elijas.
  2. Revolver bien, cuidando que las semillas no queden todas abajo.
  3. Si vas a saborizar te recomiendo hacerlo ahora. Te paso algunas sugerencias: unas gotitas de vainilla, una cucharadita de cacao amargo, una cucharadita de maca o de té verde matcha.
  4. Llevar a la heladera toda la noche.
  5. Al otro día agregar frutas frescas y algunos frutos secos semillas de zapallo, lino o girasol.
  6. Mis combinaciones preferidas son: frutillas, arándanos y banana; mango y papaya; manzana, canela y pasas de uva; durazno y pera.

Espero que disfrutes mucho esta receta y que incorpores a tu dieta este alimento tan completo y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *